La vida es muy corta y el tiempo es oro, pero si por un instante te detienes a pensar en lo que realmente vale la pena en ella y paras tu mundo por un segundo, las cosas parecerán ser más fáciles.

Aprendí que si los humanos aprendemos a amar también aprendemos a sentir en odio y la venganza.
Pero hay una cosa más, aprendí que tu sonrisa es mi salvación. :D


3 de diciembre de 2011

Un cuento muy real ;Paola Morelli - Parte 1

Ya he decidido el título: 

Un cuento muy real ;Paola Morelli 

Estoy escribiendo un relato sobre vampiros, por no decir que es la primera vez que escribo sobre ellos. 
-  La historia trata de que a una chica sus padres la echan de casa sabiendo que no es humana, cosa que ella no sabe. Y que este chica no sabe a donde ir y mientras deambula por las calles en la noche se encuentra con dos chicos (vampiros) que la atacan por error ya que ellos estaban buscando a una enana... 


  Espero que os guste.



    -¿Cómo? - dije incredula.
    -Lo que has oído ¡Vete! - Dijo con voz aspera.
    -A... ¿a dónde? - Dije tartamudeando - ¿a dónde.. qui.. quieres que vaya padre?
    -¡No me llames así! - dijo furioso – ¡tu no eres mi hija ¿Lo entiendes?!
    -¡Cariño!... - dijo mi madre tocando su hombro y después mirandome – Vete, no hagas esto más duro de lo que es, por favor – dijo con las lágrimas inundando sus hermosos ojos. Era una mujer baja y delgada, su pelo era de un negro azabache y en su rostro sin imperfecciones destacaban sus ojos verdes y brillantes.
    -Como quieras... - dije intentando que mi voz no se quebrara <<Lo acepté simplemente porque la quería, y no quería verla así>> Dí media vuelta y salí.

No entendía cómo había llegado a esa situación. ¡Soy una adolescente! ¡Tengo dereco a salír! Le dije a lo que ellos rme respondierón - ¡Vete! Y después... solo había llegado a las 12 de la noche, no era para tanto. Vale que me haya retrasado 2 horas pero el echarme de casa....
<<Ahora, ¿a dónde voy?>> pensaba << No conocía a otros familiares y mis amigos... Bueno no es que ellos sean mis amigos, mas bien mis compañeros de clase. Probaré suerte>> Suspiré.

-------------

-¡Ey! ¿De que vás ? - le dije a Fer.
-lo siento tío. Creo que esa enana me ha engañado – dijo undiendo los hombros como diciendo. Qué se le va hacer.
-¿Sí? Pues yo creo que estás liado con esa. Creo que estáis tramando algún plan perverso para asesinarme, tirar mi cadáver al mar y quedaros con mi puesto de jefe supremo.
Fer puso los ojos en blando – Sí. La verdad es que quiero descuartizarte vivo, no mejor, atarte a una columna, tirarte agua bendita y ver cómo te desintegras a la luz del sol – dije en tono irónico.
-Ya sabía yo... - comencé a decir cuando Fer señaló a un estrecho de la calle de enfrente, donde se veía pasar a una joven. - La enana – dijo con desgana
-Vamos anda -dije.

----------------

-Anda! Si estabas aquí... - dijo un chico alto y esbelto apareciendo enfrente mía.
-¿Qué? - Es lo que salió de mi garganta antes de que una mano me tapara la boca y alguien me cogiera paralizándome y dejándome sin respiración.
Patalee y hubiera gritado y mordido de no ser porque me tapaban la boca.
-¡Para ya! - dijo el chico que me agarraba – Solo queremos habla...
-Fer.. dijo cortándole – Creo que la enana te ha engañado otra vez – dijo sonriendo de oreja a oreja.
-¿Qué? - Comenzó a decir Fer y bajó la mirada hacia mí - ¡Oh! ¡No me jodas! - dijo soltándome. Al instante cogí aire y le dí una patada en la tripa a este.
-¡Oye! - dijo el otro chico tirando de mi brazo hacia atrás. Me giré para decirle algo pero no salieron las palabras viendo esos ojos rojo intenso que tenía y ese pelo despeinado que la atraía. - Eso es de muy mala educación.
-Mala educación es ir por ahí secuestrando a jovencitas  ¿lo sabías? - dije aun mirándole, perpleja.
-Creo que me lo merezco, lo siento – dijo hundiendo los hombros.
-Sí, te lo mereces – le dije percatándome de que miraba mucho al otro chico.
-¡Que simpática eh! - dijo el chico que me sujetaba el brazo aun – Vamos anda que va empezar ha amanecer.

-Y yo que quería conocerla un poco más... - dijo en tono irónico.
-No te preocupes, tendrás tu tiempo – dijo serio – Nos la llevamos.
-¿Qué? ¿A dónde? - dije nerviosa.
-No te importa que la durmamos ¿no? , quiero decir solo hasta que lleguemos – dijo apresurado cuando el otro chico lo miro serio
-¡Sueltame! - grité - ¡No quiero ir a ninguna parte! Y menos con unos chiflados como vosotros. - grité de nuevo al ver que me sujetaba con las fuerza - ¡Qué me dejes!
-Creo que será lo mejor – dijo Fer mirándome serio.
-¿Lo haces tú o lo hago yo? - dijo mostrando una dientes afilados.
-¡Sueltame! - gritaba asustada.
-Como quieras Dan – dijo Fer sonriendo.
-Vale – dijo con una amplia sonrisa. Y note como algo frío rozaba mis labios suavemente teniendo una sensación increíble. Note como mi cuerpo quedaba paralizado. - Espero que no te moleste mucho – oí decir.