La vida es muy corta y el tiempo es oro, pero si por un instante te detienes a pensar en lo que realmente vale la pena en ella y paras tu mundo por un segundo, las cosas parecerán ser más fáciles.

Aprendí que si los humanos aprendemos a amar también aprendemos a sentir en odio y la venganza.
Pero hay una cosa más, aprendí que tu sonrisa es mi salvación. :D


25 de junio de 2013

Memorias con un final feliz

Desde que alcanza mi memoria he vivido con dolor y sufrimiento. Siempre me he considerado una persona débil, pues amé a aquellas personas que me dieron a luz a pesar de quererme a su manera.
Cuando aún era pequeña y mi padre biológico estaba conmigo a menudo creía que el mundo era un cuento de hadas donde los sueños se hacían realidad, pronto me dí cuenta que era él mi cuento, mi fantasía. Sin él no existían, hacía que todo se viese mágico. Su sonrisa me llenaba de confianza. Pero desde aquel trágico día, el día en que ella se enfadó y le hirió, y el día en que se separaron todo cambió.
Ella cambió y yo con ella.

Me acuerdo de aquella noche. Una noche sola con mi hermana y mi madre, sin mi abuela. Esa noche mi hermana, una recién nacida estaba en mis brazos. Ella se fue a su habitación y me la dejo. Recuerdo que me dijo “Duermela” con una voz tan fría... daba miedo.
Yo intentaba dormirla desesperadamente porque sabía que ella vendría y ocurriría lo de siempre. Mi hermana lloraba y lloraba y yo no conseguía hacerla callar. Al final ella vino, la tiró a mi cama con tal brutalidad que me lance sobre mi hermana y la tape con mi cuerpo para que no la hiciera daño. Yo lloraba de miedo, del dolor, de la impotencia... y bueno al final acabé con unos cuantos moretones y un dolor de cabeza increíble por los tirones de pelo. A partir de ahí me di cuenta de que tenía que cuidar de mi hermana pues era indefensa y la única persona que podía abrazar cuando me sentía perdida en este mundo. Era mi salvación, sabía que ella no entendía nada de lo que yo decía pero de igual manera la contaba todo lo que sentía, la contaba mis sueños, aquellos en que mi padre aparecía. Y cuando no tenía nada que contarla, simplemente la abrazaba y lloraba hasta cansarme. Me gustaba estar con mi querida hermana.

El tiempo pasó y las cosas aún empeoraron más. Ella me dejaba más heridas, aveces profundas que yo siempre escondía, ( porque me dijo cierto día “ ten cuidado de que te vean con ellas, porque podrían ser peores” y cierto fue lo que dijo porque una mujer, del tipo de esas que les gusta saber de vidas ajenas las vio y pregunto a ella, que contesto “ las habrá echo jugando, o se habrá caído... cosas de niños” riéndose. Después de que la mujer marchara yo sufrí las consecuencias.) otras solo donde yo pudiera verlas...
Mi hermana también cambió. Creció obedeciendo todo lo que yo le decía pues no quería que ella la tratará como a mí. Lo conseguí. La quiso, la amó, y gracias a ello caí en la ignorancia ( no la odiaba por eso, inclusive hubo un tiempo que me sentía feliz de ver lo que yo no tenía porque de alguna manera era como si viviera por mí. ). Después mi hermana comenzó ha temerla,se alejó de mí y cambió.
Sentí como me odiaba, me despreciaba, me sentí peor que una cucaracha a la que le echaban el insecticida para que muriese.


Las cosas han vuelto ha cambiar, ella está de mejor humor. Gracias ha eso he podido salir, tener amigos, hacer deporte, simplemente sentirme libre y vivir como un adolescente. Disfruté de mi libertad fuera (haciendo de todo porque sabía que eso no duraría para siempre), para que ha la hora de volver ha casa tuviera la suficiente fuerza de aguantar lo que ella me guardaba cada tarde, noche, … .
Tuve esa fuerza durante un tiempo, pero la volví a perder porque otra niña nació. Y tuve que volver a cuidarlas ha ambas porque el infierno volvió ha caer sobre mi.
Las noches de agonía, dolor, miedo, ... han vuelto. Las noches de sacar aquella valentía para protegerlas han vuelto. Estas noches en que estaba perdida, tenía mucho miedo, me escondía con ellas en el baño y cerraba con la cerradura mientras ella golpeaba la puerta y gritaba amenazas. Muchas de esas noches yo salía del baño, pues si yo recibia el daño en lugar de las pequeñas las dejaba tranquilas. También volvieron los días en que tenía que madrugar, limpiar la casa de arriba a bajo para que cuando ella viniera de trabajar la viera reluciente. Lo peor es que siempre olvidaba algo, o no me daba tiempo y las cosas volvían ha ponerse feas.
El terror había vuelto.

Aguanté así dos años, pero se acabó porque su padre también ha vuelto. La protege. Solo ha ella.
Mi hermana tiene el respeto de mi madre, la pequeña tiene la protección de él. Y yo... ¿yo qué tengo?
Lo perdí todo. Mi libertad, mi infancia, mis amigos, mis estudios,... Nunca pude sentir ese amor loco que sienten las chicas al enamorarse, nunca pude vestirme como quise, nunca pude reír libremente sin pensar en lo que me espera en casa, nunca pude hacer nada porque la quise, la quiero. Es ella la que me ha dado la vida ¿cómo hacerla algo? Es ella la que ha echo que viva estos 17 años, ¿cómo herirla? Ella las tiene, a ellas, sus hijas. A mi no me necesita. Ni las pequeñas tampoco. Mis “amigos” me olvidaron ya hace mucho, pues nunca les importé. Supongo que a eso llaman "la cruda realidad"  porque en la vida a nadie le importa la vida de otros. Aunque la verdad tampoco hubieran podido hacer nada.

Da igual.
Ya no me queda nada. No tengo nada ni nadie.
Creo que he es hora de afrontarlo, de desaparecer de un mundo en el que no tenía que haber nacido, es hora de ser fuerte por una vez en estos 17 años y dejar a todos tranquilos de una vez por todas.
Es hora de irme. Al menos he podido amarlas y ha algún amigo y amiga aunque me hayan fallado después.

Sentía que vivía en una pesadilla
y cuando por fin pensaba que había despertado
me daba cuenta de que seguía soñando.
Esa era mi rutina,
y ahora se ha acabado para siempre.



1 de enero de 2013

Feliz y próspero 2013 !!

Pues eso que no podía dejar sin dedicaros una entrada felicitando por este  nuevo año que da comienzo. Un año que por coj**** tiene que ir bien, ¡qué digo bien! sino tiene que ir ¡genial!


Haced que sea como sea vuestros sueños se cumplan ( que sean sueños realistas ee, que si soñamos con ser un pitufo dudo mucho que se cumpla), nunca tiréis la toalla porque después de mucho esfuerzo siempre acaba triunfando nuestro deseo, al igual que siempre después de una tormenta aparece el arco iris.





Os dejo 365 días y 6 horas de suerte gratis. 


27 de diciembre de 2012

Un tiempo de descanso...

Tengo un problema :S
No sé como me las apañe para borrar mi cuenta de usuario. El caso es que en esa cuenta tenía los entradas, capítulos del libro, etc. que iba a ir subiendo y se me han perdido. ¿Qué si tenía una copia? Me parece que no, soy demasiado vaga para ponerme a pasar cada cosa que escribo a un CD, o lo que sea. 
Lo siento :S estaré un tiempo sin subir nada, hasta que mi cerebro se ponga a funcionar y se acuerde de lo que tenía escrito o que escriba nuevas entradas para poder cautivaros :P

De momento solo os dejo este aviso para que veáis que no he abandonado el blog en ningún momento, solo que la suerte en este momento no me acompaña... espero que al menos a los "jedis" si :P y ha vosotros claro (que no os afecte la crisis, ¡optimismo! :D )


10 de octubre de 2012

Os dejo un póster sobre José Luis Alonso de Santos. El poster lo hice el año pasado para un trabajo de Lengua y Literatura.
Un poco de cultura nunca viene mal :P

http://terremoto.edu.glogster.com/alonso-de-santos/